¡Bienvenida a Escritora de EIM, Cecilia Altamirano!

0

¡Hola mamás!

Soy Cecilia ¡Estoy tan emocionada de ser parte de esta comunidad de mamás increíbles!

Fui criada en Ashton por padres hispanos en una comunidad principalmente caucásica. Al crecer, no me di cuenta de que era diferente. Sabía que me trataban de manera diferente, pero no me di cuenta de que era por el color de mi piel. Siempre he valorado la educación y me encanta aprender, por lo que la escuela era uno de mis lugares favoritos para estar; era un lugar donde recibí elogios y me sentí reconocida.

El inglés es mi segundo idioma y durante la primaria estuve en una clase en la que recibí tutoría para no quedarme atrás.

Soy la mayor de 5 hermanos y mientras crecía, mis padres temían que mis hermanos y yo perdiéramos nuestra cultura y nos prohibían hablar inglés en casa. Siendo la mayor, me asignaron muchas responsabilidades, y muchas no apropiadas para una niña. Tuve que crecer rápido y odié todo al respecto, pero no sabía nada más. Mi infancia no fue normal ni la mejor, pero junto con mis experiencias me ha convertido en lo que soy hoy.

Dejé Ashton después de graduarme de la secundaria. He vivido en Moscow, Twin Falls, Boise, Pocatello y, por supuesto, Idaho Falls. Habiendo vivido en muchos lugares en Idaho, puedo decir honestamente que me gusta más Idaho Falls.

Ahora estoy en mis 30. Digo 30 porque, bueno, dejé de tener en cuenta mi edad después de cumplir 25. Actualmente, sé que tengo más de 30 años pero menos de 35. Así que sí, tengo 30 años. Estoy comprometida con un chico increíble a quien conocí por internet. Nos llevamos bien después de nuestra primera cita y hemos estado juntos desde entonces. Soy madre de una niña de 4 años y madrastra de un niño de 14 años. Convertirme en madre fue un reto para mi. Mi hija lloraba sin parar, yo era ama de casa y su nacimiento abrió la lata de gusanos de mi trauma infantil. Ser madre me hizo darme cuenta de que ya no podía mentirme a mí misma y tenía que resolver mi trauma infantil para ser la madre que mi hija se merecía. He estado en terapia desde entonces y he progresado bastante.

Soy mayormente introvertida. Yo era ama de casa antes de COVID, por lo que quedarse en casa se sentía cómodo y fácil. Después de COVID, es donde se me hizo difícil. No quería salir de mi casa, no por el virus sino porque no quería interacción humana. La interacción humana se volvió un poco incómoda y me dio ansiedad. Entonces, a través de la terapia, comencé a dar pequeños pasos y me abrí paso para interactuar intencionalmente. Fue entonces cuando descubrí este grupo de mamás, East Idaho Moms.

Quería comenzar a leer de nuevo y descubrí que East Idaho Moms tenía un club de lectura. ¡A partir de ahí me di cuenta de que se reunían cada semana en diferentes parques para conocerse una a la otra y dejar que los niños jueguen,! Ahí es donde comenzó esta amistad con este grupo de mamás hace casi dos años y ahora estamos aquí. Fue gracias a este grupo de mamás que comencé a salir de mi casa y deseaba interactuar con otros adultos.

Dejar a mi hija para ir a trabajar o hacer casi cualquier cosa me causaba ansiedad. A través de la terapia, aprendí algunas habilidades de afrontamiento y asistí a la escuela y, con la ayuda de mis padres y mi prometido, abrí mi negocio de belleza. Soy esteticista con licencia y tengo un estudio de belleza local con servicios para la  piel y pestañas en el centro de Idaho Falls. Me encanta ayudar a las personas con sus problemas de piel, así como maquillarlas y ponerles extensiones de pestañas. La reacción de mis clientes al terminar su servicio y su confianza llena mi corazón. Amo mi trabajo y lo que hago.

Mis padres siguen en Ashton y son mis modelos a seguir. Para mí son el significado del éxito. Vinieron a un país literalmente con lo que tenían sobre sus espaldas, trabajaron en trabajos mal pagados para mantener a su familia, comenzaron su negocio con su poco inglés y ningún conocimiento comercial, han estado administrando su negocio durante años, son dueños de dos casas y casi terminan con su cabina para ventilarla. Han crecido mucho y han impulsado su conocimiento para mejorar su futuro y el nuestro. Tenían miedo y no sabían cómo hacer realidad sus sueños, pero lo hicieron de todos modos.

Mi madre y mi padre son increíbles modelos a seguir, abuelos y partidarios de mi negocio y sanación. Me ayudan con mi hija para yo poder trabajar. Cuando no pueden cuidar a mi hija, tengo a mi hija conmigo durante mis citas en mi estudio de belleza. Entonces, si me sigues o reservas conmigo, es más que probable que conozcas a mi princesa.

Cada vez que miro hacia atrás veo mi crecimiento. No estoy completamente curada, pero estoy muy orgullosa de todo lo que he logrado hasta ahora. Comenzando por permitirme el regalo de la vida cuando era niña hasta el reciente de trabajar y abrir mi estudio de belleza.

A veces es un desafío trabajar con una niña de 4 años como “compañera de trabajo”, pero tengo la suerte de tener la flexibilidad de llevarla a trabajar conmigo y no tener que ponerla en una guardería. Lo intenté y creo que no fue una buena opción para nosotros. Honestamente puedo decir que mi pequeña de 4 años es mi mejor amiga. Ella está conmigo la mayor parte del tiempo y apreciaré nuestro tiempo juntos porque sé que cambiará a medida que crezca.

Gracias a todo lo vivido, creo en muchas cosas. Creo en hablar de nuestras luchas tanto como de nuestros triunfos. Creo que todos tenemos un poder interior que nos guía. Creo en trabajar en nosotros mismos. Creo en la curación del trauma generacional. Creo en la curación. Creo en criar a los niños de manera diferente a como me criaron. Creo en permitir que los niños tengan voz. Creo en permitir que los niños sean niños.

Estoy muy contenta de haber encontrado esta comunidad de mamás. Donde no tienen miedo de hablar de las cosas difíciles. Donde me siento bienvenida con mi integridad. Donde siento que puedo encontrar mi voz como profesional, individual, y madre.

Espero que ustedes, mamás, se sientan bienvenidas exactamente como lo son tanto como yo. ¡Nos vemos mamás!

Previous articleCandle Light Yoga: An Unexpected Experience
Next articleMeet EIM Contributor, Cecilia Altamirano!
Cecilia grew up in Ashton and has lived in several cities in Idaho prior to settling in Idaho Falls after meeting her fiance through online dating. She is a mother to a sassy 3 year old and a bonus mom to a teenager. In the summer, you can catch her and her kids at the park or pool enjoying the warmth of Idaho weather while in the winter they spend their time indoors or at the library. Cecilia is a Licensed Esthetician who owns a local lash and beauty studio in downtown Idaho Falls. She enjoys getting to know her clients and listening to their stories while doing what she loves: making them feel beautiful. Cecilia loves all things beauty, tech, and business. She runs on warm beverages, skincare, burgers, cheesy fries, and ice cream. Cecilia creció en Ashton y ha vivido en varias ciudades en Idaho antes de establecerse en Idaho Falls después de conocer a su prometido a través de citas por línea. Es madre de una niña de tres años y madre adicional de un adolescente. En el verano, puede encontrarla en el parque o en la piscina disfrutando del calor del clima de Idaho con sus hijos, mientras que en el invierno pasa su tiempo adentro en la biblioteca o en su casa. Cecilia es una esteticista licenciada y es dueña de un estudio local de belleza y pestañas en el centro de Idaho Falls. Le gusta conocer a sus clientes y escuchar sus historias mientras hace lo que ama, hacerlos sentir hermosas. Cecilia ama todo lo relacionado con la belleza, tecnología y negocios. Ella funciona con bebidas calientes, productos para el cuidado de la piel, hamburguesas, papas fritas con queso y helado.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here