Pequeña Charla de Avión

0

Soy un extrovertida introverta.. Bueno, tal vez una introvertida extroverta… O.. bueno, no sé. Básicamente, soy generalmente feliz en estar alrededor de la gente y ser una mariposa social, pero también me causa mucha ansiedad interna y me hace sentir completamente drenada. Podría hablar delante de miles y nunca he conocido a un extraño, pero hay dos situaciones específicas que me convierten en una tonta. Solo dos. 

Durante cualquiera de esas, tiemblo y me encuentro pensando en mis comportamientos y opciones de palabras durante años después. “¿por qué dije eso?” O “¿Qué estaba pensando?” a menudo poner en un bucle interminable después de estos intercambios sociales aparentemente insignificantes… Charla pequeña de avión y servicio de atención al cliente de Dutch Bros…. Ninguno de estos dos es malo y, de hecho, creo que DB tiene algunos de los mejores y más amables empleados, pero… Yo. No. Puedo.

Tal vez algunas de ustedes pueden relacionarse. Te subes al avión y luego el pánico empieza. No porque tengas miedo de volar. No porque tu no entiendas la mecánica de la aerodinámica y estás preocupada que tu tubo de metal se precipitará en algún pequeño pueblo del medio oeste. No, esa parte es fácil de superar.  Es el terror de saber que un extraño bien intencionado se sentará inevitablemente cerca de ti y preguntar a dónde vas y por qué y de dónde eres y en qué trabajas y qué tamaño es tu zapato y con qué frecuencia tú consigues un mammogram. Bueno, bueno, exagero, pero ¡GUAU! ¿se siente íntimo o qué? En esas situaciones, o bien estoy completamente en exceso (“en realidad no he conseguido uno todavía, pero probablemente debería porque::inserta la historia médica familiar completa aquí:::”).  O me conviérto en una chica media y miro a la persona como él o ella ha brotado seis nuevas cabezas y sonrío terversamente. No quiero hacerlo. Creo que es mi mecanismo de defensa. Simplemente no entiendo por qué un completo extraño que está compartiendo (no suficiente) espacio personal conmigo también invade mi privacidad mental.

Sinceramente, soy una persona agradable y accesible, simplemente no en un avión o… Dutch Bros.

Esta mañana, me dije que podía hacerlo. Envié un mensaje a una amiga para preguntarle qué deliciosa bebida rosa era la que probé en su casa la semana pasada y me hice salir de la unidad Java (no te preocupes, Java, ¡todavía me volví a ti más tarde!) para ir a Dutch Bros.  Me dije que estaría bien. Podría sobrevivir a esto. Mis palmas estaban sudando y tenía un libro de audio en (Chica, Lava la Cara) para motivarme. ¡Estaba lista!

….. Amigas… No estaba lista.

Sé que el tipo quería decir bien. Sé que dice en alguna parte de su descripción de trabajo que debe hacer seguro que cada cliente se sienta VISTO y muchas, MUCHAS personas aman eso! ¿a mí? Me convierte en una mujer incómoda, ansiosa y desordenada.

Hoy, cuando me pregunto qué estaba haciendo esta mañana, le contesté, “absolutamente nada”. ¡NADA! ¿QUÉ? Acababa de dejar a dos niños en la escuela después de darles de comer y vestirlos y ayudarlos a arreglarse ellos mismos. Tuve una conversación con mi hijo sobre cómo lidiar con sentimientos de dolor y niños de la manera más positiva que pude.  Los dejé en la escuela y les hice repetir sus afirmaciones mientras salían del coche. “SOY AMABLE. SOY INTELIGENTE. SOY VALIOSO.” Hice una decisión difícil de hacer una parada para un delicioso regalo para preparar para mi día ocupado escribiendo y editando y enviando un correo electrónico y planeando y haciendo todas las cosas que mantienen este recurso increíble (East Idaho Moms) en marcha. 

Después de esa bebida, mi día iba a consistir de trabajar entre cuidar a un niño activo de 1 año hasta que recogiera el Kindergartener de medio día y luego trabajar de nuevo mientras cuidaba a 2 niños activos hasta que recogiera otro a las 2pm. Después de eso, fuimos dirigidos a una cita con el médico para que esperanzadamente obtuvimos algunas respuestas para una situación preocupante con uno de mis niños.  Una cita que he temido viene por muchos años. Nada de eso importaba. En ese momento de posible conexión, todo lo que podía pensar en decir era que no estaba haciendo “absolutamente nada”. ¿POR QUÉ? ¿por qué he reducido todos mis grandes logros esta mañana y el resto del día a absolutamente nada. Esta fue mi oportunidad de conectar con otro humano. Tal vez hazerle saber que este café fue mi regalo especial para un día duro.  Tal vez compartir con él que podría usar una palmada extra en la espalda para lo que puede ser un día difícil. Tal vez gracias por preguntarme sobre mí cuando muy pocos lo hacen…. Pero no. Dije “Absolutamente nada PUNTO.”

¿Por qué soy así?

Así que… esa es mi extraña historia sobre mis insuficiencias sociales en esas 2 situaciones MUY específicas. Me encanta conocer gente nueva. Me inclino por la vulnerabilidad. Valoro la conexión y la autenticidad… Al parecer, no mientras estoy tratando de volar a un destino o, alternativamente, cuando mi destino tiene cafeína.

P.S. ¡No hay rencor hacia Dutch Bros! ¡Ustedes son impresionantes y contribuyen positivamente a nuestra comunidad! Sólo prefiero mi cafeína de la variedad barista en casa o sutil.

Original post translated by Shelby Preciado
Previous articleNational Child Abuse Prevention Month: Sexual Abuse and How to Make Our Children Safer
Next articleQuinceañeras Tradition
GiGi is married to her favorite human in the whole world and together, they have five perfect little snack-obsessed kiddos 8 and under. They are a busy blended family and the kids run wild 50% of the time and have strict rules the other 50% because – balance. She has lived in the Idaho Falls area since 2011 and enjoys taking her kids to the park, the zoo, or playing Pokemon GO on the Greenbelt! GiGi loves to travel and experience different cultures and enjoys getting to know new people and hearing their stories. She needs to sleep 8 hours nightly and has to have alone time to recharge. It's important to know she’s addicted to the plant juice (essential oils), crystals, green tea, plants, and online shopping with fast shipping.